Prefiero mirar y ver

 



 

Pese a la que está cayendo estos últimos años cuando hablo con mis semejantes parece que les rodea un halo de optimismo. Esa es la impresión que dan cuando me lanzan el conocido: eres un amargao, macho.

Yo he intentado buscar por todas partes y durante todo el tiempo ese optimismo que dicen tener y que saben que existe y no lo encuentro. O no busco bien o es que son tan pesimistas como yo pero lo disimulan muy bien para darse ánimos. Y es que resulta paradójico que se les vea tan desanimadamente optimistas y tan optimísticamente cabreados.

Optimismo, pesimismo, amargura, felicidad. Términos altamente subjetivos y decididamente temporales. Unos días llueve y otros luce un sol espléndido de cancerígenos rayos. Unos prefieren la montaña y otros la playa. Cada uno se rasca donde le pica.

Yo soy pragmático y cínico, filosóficamente hablando por supuesto. Si tocar el suelo con los pies y llenarme de mierda es pesimismo, pues soy pesimista. Prefiero mirar y ver.

 Post details 

Categorías: A propósito de
Etiquetas:
Publicado el: 01/02/2017

 Leave a comment 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


 © 2017 - The man From inopia